Energia Renovable

La energía es un recurso natural que puede aprovecharse industrialmente a partir de la aplicación de tecnología y de diversos recursos asociados que puede obtenerse de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya que contienen una inmensa cantidad de energía o pueden regenerarse naturalmente.

La energía eólica, la energía solar y la energía geotérmica son ejemplos de energías renovables no contaminantes (energías verdes), debido a que su utilización supone una mínima huella ambiental.

 

Energía eólica

Se origina del movimiento de las masas de aire, es decir, el viento. Corresponde a una fuente de energía renovable que se encuentra disponible con un potencial significativo a nivel mundial. Al igual que la mayoría de las fuentes de energías renovables, proviene del sol, ya que son diferencias de temperatura entre distintas zonas geográficas de la tierra las que producen la circulación del aire

La lógica indica que el ser humano debería apostar por la energía renovable para garantizar su subsistencia como especie. Se estima que el Sol abastecerá las fuentes de energía renovable (a través de la radiación solar, su incidencia en las lluvias, el viento, etc.) durante, al menos, cuatro mil millones de años. El uso de estas energías, por otra parte, no genera gases de efecto invernadero ni otras emisiones contaminantes.

 

Energía Solar

La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol. La radiación solar que alcanza la Tierra ha sido aprovechada por el ser humano desde la Antigüedad, mediante diferentes tecnologías que han ido evolucionando. Hoy en día, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de diversos captadores como células fotovoltaicas, helióstatos o colectores térmicos, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica. Es una de las llamadas energías renovables o energías limpias, que podrían ayudar a resolver algunos de los problemas más urgentes que afronta la humanidad.

Las diferentes tecnologías solares se pueden clasificar en pasivas o activas según como capturan, convierten y distribuyen la energía solar. Las tecnologías activas incluyen el uso de paneles fotovoltaicos y colectores solares térmicos para recolectar la energía. Entre las técnicas pasivas, se encuentran diferentes técnicas enmarcadas en la arquitectura bioclimática: la orientación de los edificios al Sol, la selección de materiales con una masa térmica favorable o que tengan propiedades para la dispersión de luz, así como el diseño de espacios mediante ventilación natural.

 

Energía Geotérmica.

La geotermia es el calor que se produce en el interior de la tierra y es transferido a la superficie. En general los lugares más apropiados para el aprovechamiento de este calor están cerca de los volcanes, en cuyo interior se localizan rocas a altas temperaturas, que calientan el agua que se infiltra en el subsuelo. En la superficie la geotermia se manifiesta en los manantiales termales que descargan agua caliente y vapor. Este recurso se puede aprovechar para:

  • Baños medicinales
  • Calefacción
  • Turismo y recreación
  • Agricultura y piscicultura.
  • Actividades industriales.
  • Generación de energía eléctrica

Durante los últimos 30 años el uso de la geotermia para generación de energía se consolidó como una industria madura y competitiva. Esta tecnología ha evolucionado con base en los continuos mejoramientos en el diseño de los equipos de transformación del calor en energía y en la transferencia de la tecnología usada para la exploración de petróleo y gas.

 

VENTAJAS DE LA ENERGIA RENOVABLE

 Entre las principales ventajas de las energías renovables, tenemos las siguientes:

  • Se trata de energías que son respetuosas con el medioambiente y no contaminan, siendo la alternativa de energía más limpia hasta ahora. Esto hace que sean también las más seguras, puesto que no suponen ningún riesgo para la salud.
  • Son sencillas de desmantelar y no es necesario custodiar sus residuos, como pasa en el caso de las energías nucleares, por ejemplo.
  • Desarrollan la industria y la economía en la región en la que se instala, haciéndola más autónoma.
  • Generan puestos de trabajo, y se espera que aumenten todavía más de aquí a unos años, debido a su demanda e implementación.
  • Estas energías vienen de fuentes que son inagotables y que permiten su aplicación en todo tipo de escenarios.
  • Las energías renovables han permitido desarrollar tecnologías propias, como paneles solares y molinos eólicos, por ejemplo.

La apuesta está en aprovechar las nuevas oportunidades abiertas por esta revolución tecnológica, tratando de explotar las capacidades, las competencias y las nuevas tecnologías para empujar de esta forma la innovación, el crecimiento sustentable y el empleo. Dicho de otra forma, el desafío es asegurar una economía prospera y competitiva en tiempos de cambios. En el contexto actual en el que las palabras claves son sostenibilidad, protección del medioambiente, prudencia, ahorro energético y visión a largo plazo.

Iluminacion Industrial<<

About the author : admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.